/ El neceser de Irene: Reflexiones en la pelu

4 de abril de 2012

Reflexiones en la pelu

Hola chicas, mañana me voy de vacaciones (4 días de puente, tampoco tanto...) y quería renovarme un poco y pasé por la pelu. Se supone que te has de relajar mientras te hacen el masajito en el lavacabezas, pero yo me estreso... os cuento porqué.

Odio ir a la peluquería. De hecho, hace más de 2 años, si no hace ya 3 que no piso una. ¿Que porqué? Pues porque nunca me hacen lo que pido y salgo súper deprimida. Tanto, que en dos ocasiones me lavé el pelo nada más llegar a casa para terminar peinándome yo.
Me compré unas tijeras profesionales y a base de práctica y paciencia, durante todo este tiempo me lo he cortado yo. Siempre lo que he llevado largo y desfilado, con lo que no ha sido difícil mantenerlo (total, si me doy un trasquilón, como lo llevo a capas no se nota...)

Mi experiencia en general es mala, tanto que recuerdo una vez que estaba a punto de entrar y me entraron retortijones de los nervios. Mi cuerpo ya sabía lo que me esperaba... y no se equivocó.
De pequeña alguna vez me hicieron un mal corte o me daban tirones, pero como era un poquito bruta no me importaba mucho mi aspecto. Hasta que creces, te arreglas, te maquillas... desde entonces mi pelo es tan sagrado como la cara: lo cuido al máximo y no tengo presupuesto para sus cuidados (bueno sí, pero dentro de mis posibilidades).
Así que desde que "tomé consciencia" de mi pelo, la primera vez que lo pasé mal en la peluquería fue hace unos 7 años cuando fui para hacerme un recogido para Fin de Año. Tenía una fiesta con cena de gala, hotel, cotillón y un precioso vestido negro hasta los pies. ¿Qué menos que un peinado acorde a la noche?

Le pedí a la chica un recogido informal pero que no fuera un nido de pájaros, elegante aunque sin ser un moño abuelil. Bien, pues estoy sentada en la butaca (previos tirones y quemaduras del secador) y me recoge una coleta a media altura.
¿Habéis jugado nunca  a retorcer un mechón de pelo hasta que se enrosca sobre sí mismo? Pues eso es lo que me empezó a hacer, y peor aún, a sujetarlos con horquillas dejando las puntas rollo plumero asomando por encima de mi cabeza. No se a qué me parecía más: si a un indio con las plumas caídas o a una Spice Girl. A ver, que no tenía 15 años precisamente...

Al final me armé de valor (porque soy tonta y me sabía mal decirle que no me gustaba) y antes de llegar a la mitad le pedí que me lo enseñara por detrás. Como sospechaba, no era un nido de pájaros, si no de cigueñas. Le pedí que me hiciera otra cosa, no tan.. ¿informal? Y me pregunta -¿cómo lo quieres?- y yo pensando... -Tú eres la peluquera, deberías tener un poquito de imaginación...- Y le describí un poco uno que había visto que estaba muy de moda. Era algo así como cuando te recoges una coleta, le das un giro y la recoges con una pinza haciendo que el pelo tape la pinza. (Solo que cuando estás por casa te queda genial, pero si te lo haces pensando en que vas a salir, el pelo se revela y ya no queda igual, no se porqué...).
Y eso es exactamente lo que me hizo, pero sin la pinza. Me recogió una coleta, le dio un giro y me la enganchó con 200 horquillas.
Menos mal que esa noche no tenía que coger un avión, si no me paran en el control y me hacen quitar hasta las pestañas postizas...
Total, que iba mona pero con algo súper sencillo que me podía haber hecho yo para ir a la playa. Eso sí, el efcto lifting de 200 horquillas clavándose en la cabeza y estirándote la piel, ni en quirófano, oye.

A año siguiente no fui tonta... si no Muy tonta. Me dormí en la parra y no resrevé peluquería para Nochevieja de ese año, así que solo enocntré hora en la misma.
Un consejo: nunca, pero nunca, vayáis a una peluquería donde os dan hora a 30 de diciembre para el día siguiente, porque eso significa que:
a) no va nadie porque lo hacen fatal.
b) van a saco y parece que ganan comisión por persona que peinan.
c) las dos anteriores.

En mi caso, creo que era la c.

Total...para ponérselo fácil pedí el pelo suelto pero con un poco de ondas y forma. Viendo que soy incapaz de expresar el tipo de peinado que quiero les llevé una foto para que vieran lo que quería. Bueno, pues es como si hubiera dicho "Quiero lo contrario a esta foto".
Me ondularon todo el pelo con secador y cepillo redondo. A veces me lo han hecho y me consta que queda muy bien. Pero es que esa no tenía ni idea. Se le enganchaba el pelo todo el rato en el cepillo (si os lo han hecho sabéis que te enroscan el pelo, le dan secador y se desenrosca sin peinarlo). Si no dominas esta técnica, el pelo se enreda, y mucho.
Como resultado salí con muchas ondas (rollo enchufe) y como no estaban marcadas porque se había enredado nucho el pelo se me encrespó enseguida.
Yo ya veía que una niña de 3 años me peinaría mejor, pero encima va la encargada y me dice a medio peinado -"Ay...te está quedando más bien por detrás..." - Claro, ¿qué dices? Y yo - He,he, qué bien...-
Llegué a casa llorado, me lavé el pelo, me lo alisé a lo tabla y me hice un semi recogido. Me quedó ideal.

Tardé mucho en volver a una peluquería, pero mis puntas me lo pedían a gritos. Pasé por una que no había visto nunca y entré. Pedí un liso con movimiento en las puntas (para alisármelo por completo y estoy yo y mi ghd). Me peinó liso con tirabuzones en las puntas, y por más que pasaba la mano no se estiraban, parecían muelles.
Cuando me lavé el pelo (un par de días después eso sí) me di cuenta de porque le dio tanta forma: me había hecho unas capas tan exageradas, que la capa más larga solo iba en la nuca, en los laterales me dejó la capa bastante más corta, pero con tanto rizo no se notaba.
Así he estado mucho tiempo arreglándomelo yo, y cuando ayer fui a la pelu me dijeron que estaban muy bien (¡Ala!). Aún llevando una foto, no me han hecho el mismo corte, pero bueno, me quedó bastante bien y se acerca mucho a lo que quería. Además no noté ningún tirón y no me achicharraron las orejas con el secador ni me arrancaron los pendientes peinándome. ¿Qué más puedo pedir?

Espero que os hayan gustado mis "aventuras", yo ahora me rio, pero... Si alguna es peluquera que no se lo tome mal... he intentado hacerlo con humor y un poco de sarcasmo. :)

Pero... ¿no os pasan estas cosas? Estoy segura de que no soy la única a la que le han pasado cosas así...

¡Feliz Semana Santa!
Happy Easter

4 comentarios:

  1. Jajajajaja veo que no soy la única que lo pasa mal.Tengo mucho pavor a las peluquerías e incluso he llorado dentro de alguna porque los estropicios no tenían nombre.Hace un año encontré una peluqería a 50km de casa y me gustó muuuuuucho mucho y aunque esta lejos merece la pena, porque es la única que se preocupa por el pelo y se tira su tiempo (1 hora o más)aunque a veces me dice que soy muy complicada...jajajaja

    Que sepas que no estás sola!!!Un besazoooo

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto que nos pasan!!!! nunca he entendido a esa gente que le encanta ir a la peluquería , que van todas las semanas y tan contentas y quieren ir más y más...seguro que tiene truco...
    para mí ir a la peluquería no es nada agradable, nunca sabes cómo vas a salir de allí y aun por encima a pagar y sonrreir...

    ResponderEliminar
  3. jajaja me ha parecido muy gracioso porque a mí siempre me pasa lo mismo... siempre salgo llorando de la peluquería por eso hace años que no piso una. Un Besotee

    ResponderEliminar
  4. Jajaja!! Ahora sí que me siento comprendida! Y veo que no somos pocas, ya me siento mejor, pensaba que era rarita!! :D

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario! En breve se publicará.